Declaración Inicial

Todo lo que leas en este blog son mis opiniones y pensamientos. No espero que los compartas. Ni tan siquiera pretendo que sean comprensibles o acertadas. Si no estás de acuerdo con algo de lo que digo siéntete libre de indignarte y gritarlo a los cuatro vientos.

Si buscas información rigurosa, este no es tu blog. Aquí no entrego información sino opinión por eso intentaré no hablar de hechos sino de interpretaciones.

En la mayoría de los casos, lo que leerás es lo que yo pienso sobre alguna cosa o lo que pienso que significa alguna cosa. Y como todos, puedo estar equivocado. De hecho suelo estar equivocado muy a menudo. Si quieres sacarme de mi error, búscame en twitter, en Telegram o en Instagram y cuéntamelo.