Categorías
Series

The Haunting of Hill House (La maldición de Hill House)

Nunca sido muy fan de las películas y cuentos de terror. No suelo verlos porque me dan miedo. Soy una persona muy sugestionable y cualquier cosa que se meta en mi cabeza se queda ahí durante horas, semanas, días… Pero tanta gente hablaba bien de esta serie que he decidido empezarla.

La típica serie de casa embrujada

La maldición de Hill House cumple a rajatabla las reglas del subgénero de series de casas encantadas. Pero a diferencia de otros casos, la trama se desarrolla de forma tan inteligente y el suspense se gestiona tan bien que los pocos momentos de sustos reales (un par de ellos por episodio) realmente nos hacen saltar del sofá.

Podríamos hablar de dos tipos de episodio:

  1. Los que se centran en un personaje y su relación con la historia. En estos episodios el resto de personajes están presentes pero son accesorios para que entendamos lo que el protagonista del episodio está pasando y por qué ha llegado a ello.
  2. Los episodios donde todos los personajes bailan al son de la trama. Estos episodios son necesarios para entender las interrelaciones entre varios personajes o explicar situaciones y como se ha llegado a ellas.

Voy a analizar los episodios pero antes, permíteme que te recuerde.

S01E01 – Steven vé un fantasma

El protagonista del primer episodio es el mayor de los hijos varones, Steven. Este personaje tiene una relación muy particular con los misterios. En este primer episodio empezamos a ver algunos cánones de las películas del subgénero casa embrujada o maldita. También se nos hace especial énfasis en cómo nos relacionaremos con la serie: líneas temporales paralelas que explican el comportamiento de cada personaje en el pasado y como eso afecta en el presente.

S01E02 – Ataúd abierto

El segundo episodio se concentra en la hermana mayor, Shirley. Las historias que suceden de forma paralela entre el pasado y el presente funcionan en ambos sentidos. Los acontecimientos presentes se ven influenciados por lo sucedido en el pasado y a su vez, sirven para entender aquel. Durante este episodio, tienes la sensación de que todo está escrito en el relato de los personajes y estos solo intentan luchar contra la inevitabilidad de los hechos.

S01E03 – El toque

El tercer episodio gira en torno a Theodora, la hermana mediana. Ella es una catalizadora de sucesos. Descubrimos su principal cualidad, su punto de vista en la historia y su especial relación con sus guantes.

S01E04 – Cosa de gemelos

Luke, el menor de los hijos varones, es el protagonista de este episodio. Un personaje incomprendido que se ve sometido a toda clase de experiencias de las que pretende huir a cualquier coste. Luke vaga a través de la historia debatiéndose entre su responsabilidad en las situaciones que sufre o genera y su interés por huir de ellos con la mayor velocidad posible.

S01E05 – La mujer del cuello roto

Por fin llegamos al 5º episodio, dedicado a Nell. En este punto de la serie, ya tenemos muchas preguntas aunque creemos conocer al personaje. Pero pronto nos daremos cuenta de que la gestión que hace de su dolor no siempre es la adecuada. Ello la lleva a situaciones donde su particular relación con Hill House acaban siendo dolorosas para todos.

Los últimos 15 minutos de episodio terminan de posicionar las piezas del puzzle y empiezan a dejar entrever algunas ideas sobre el desenlace de la serie. Tras ver este episodio me entran ganas de volver a ver los 4 primeros.

Nota: En este punto empiezan a aburrirme un poco los montajes de transición entre líneas temporales, al principio generaban tensión pero empiezan a hacerse repetitivos.

S01E06 – Dos tormentas

Es un episodio eminentemente visual y preciosista. Es uno de los episodios en los que se profundiza en las relaciones interpersonales de todos los personajes. Se nota que el director ha leído el libro Planos Secuencia for Dummies. Las actuaciones están a la altura de los actores y de la necesidad de este tipo de planos. Aunque particularmente le doy más valor a un buen montaje que a los planos secuencia, sé reconocer lo complicado de su ejecución.

Nota: Empieza a cabrearme también que se cree un cliffhanger en los flashbacks cómo método de transición hacia el presente. Me parece un método de tensión que se agota en este episodio.

S01E07 – Elegía

Este episodio está centrado en el padre, Hugh. Obsesionado con intentar arreglar todo lo que pasa cerca suya, piensa que puede arreglar también a las personas. Nos encontramos con el primer giro de verdad en la trama. Un nuevo personaje aparecerá en la línea temporal presente. Alguien con mucho peso en el pasado pero que todavía no habíamos visto en esta línea temporal. Este personaje tiene gran influencia en Hugh y le otorga una nueva perspectiva con la que enfrentar las situaciones que se le plantean.

Nota: aunque no aporta nada a la trama, el monólogo de Mr. Dudley es un regalazo.

S01E08 – Marcas testigo

El leitmotiv de este episodio son las relaciones de pareja, y cómo la historia (o la casa) se relaciona con cada uno de los personajes y cómo eso termina afectando a sus relaciones. En el típico giro de final de episodio (ese que se produce en los últimos 12 minutos aproximadamente), se nos presenta una nueva explicación a lo que podría suceder en la casa y como está se relaciona con cada personaje de forma distinta pero termina interactuando con todos ellos de alguna manera y dejando su marca de alguna forma.

Nota: el monólogo de Theodora me ha hecho soltar una lágrima.

S01E09 – Pesadillas

La protagonista de este episodio es Olivia y se desarrolla en gran parte en la línea temporal pasada. Ello nos permite conocer mucho de la historia de la casa y como la trama ha llegado hasta el punto actual. Se empiezan a contextualizar las imágenes que hemos visto durante los 8 capítulos anteriores de forma muy coherente. Parece que se confirma mi teoría del episodio 5.

S01E10 – El silencio empuja incansable

El último episodio empieza con una secuencia sorprendente. Tras los títulos de crédito una nueva secuencia desconcertante. A partir de ahí, el desenlace de la historia se desarrolla de forma frenética combinando emociones con recuerdos. Los giros de trama se suceden durante 60 minutos. El episodio es frenético y no da ningún respiro al espectador. Todo queda maravillosamente entrelazado y nos damos cuenta de que la respuesta siempre había estado frente a nosotros.

Nota: la poesía de la familia Grattan es maravillosa, me encantaría escucharla en la voz de Stephen Fry o Cristopher Walken. Espero que la segunda temporada verse sobre esa familia, me encantaría saber más de ellos.

Por qué Hill House no es la típica serie de casa embrujada

La dirección de casting resulta increíble con una caracterización perfecta de los personajes en las líneas de tiempo paralelas. Ver a una niña y a una mujer adulta a las que separan 30 años de diferencia y que son realmente clavadas ayuda mucho a hacer creíble la historia y a que no desconectes en los continuos flashback que la serie presenta.

Además, el trabajo de los actores tanto adultos como niños es fabuloso: los mismos gestos.

En definitiva, La Maldición de Hill House es una drama de suspense disfrazado de terror con un par de sustos repartidos por capítulo.

Con muchos de los clichés del género pero con una habilidad narrativa y unos personajes tan bien definidos que la hace muy recomendable. Lo realmente importante es la relación entre los personajes.

La historia se plantea de forma muy coherente, se desarrolla sin prisa pero sin pausa y el final es sencillamente abrumador, resolviendo absolutamente todos los misterios, respondiendo todas las preguntas, atando todos los cabos, cerrando de forma excepcional la historia y todas las tramas abiertas en cada episodio.

Cómo ver Hill House si eres un miedoso como yo

Yo, que soy un cagueta, la he tenido que ver a las 14.00h, con todas las ventanas abiertas y mucha luz para evitar sugestionarme demasiado y tener pesadillas. La serie no tiene muchos sustos pero los que tiene dan miedo. Sobre todo porque antes se aseguran de generar tensión durante un par de minutos para que el espectador llegue con una predisposición adecuada.

Pero no dejes de verla aunque seas un miedoso. Hazlo a la luz del sol y con el estómago vacío. Cuando sientas que estás tenso, párala, levántate, bebe un poco de agua y piensa que no tardará mucho en darte un susto. Prepárate para ello. Verás que tras esos sencillos ejercicios el susto que te den es bastante más llevadero.

En definitiva, aunque no pasará al listado de mis series favoritas le reconozco el gran mérito de tenerme pegado al sillón durante los 55 minutos de media que duran los capítulos. Está muy bien escrita y la recomendaría a casi cualquier persona, especialmente si les gusta el suspense y el terror.

Puntuación: 8/10